Primer viaje alrededor del mundo

Libro II

Negociación y alianza con Humabon, rey de Cebú

Diplomacia vía intérpretes

A , penetrábamos en el puerto de Zubu, rebasando muchos pequeños poblados con la mayoría de sus casas construidas sobre los árboles. Al acercarnos a la ciudad, ordenó el capitán general que se empavesaran las carabelas, medio arriose el trapo como en zafarrancho de combate y disparó las bombardas todas, con lo que se sembró el pánico por doquier. El capitán envió a con el intérprete como embajador cerca del . Cuando éstos desembarcaron, encontráronse con una multitud agrupada en torno a su rey, temerosos de los bombardazos aún. Informoles el intérprete de ser éstas nuestras costumbres al llegar a semejantes sitios: disparar todas las bombardas en prenda de amistad y de honor al respectivo rey. Respiraron el citado y los suyos oyéndole e hizo aquél, que su edecán preguntase a los nuestros qué querían. Díjoles el intérprete que su señor era capitán del mayor rey y príncipe del mundo y que se empeñaba entonces en descubrir Maluco. Pero que, como había sabido de su renombre notable a través del rey de Mazana, le venía a visitar, así como a entregarle por vituallas, mercaderías.

Contestó que en buen hora era llegado, pero que era su uso que toda nave que se albergase en su puerto le pagara tributo y que no eran cuatro días que un de Ciama cargado de oro y de esclavos, se lo rindiese. En aseveración de cuyas palabras, señalole a un mercader de los de Ciama que había permanecido allí para seguir traficando en lo de los esclavos y el oro. El intérprete repuso que su señor, como capitán de tan gran rey, no pagaba tributo a rey alguno del orbe y que si quería paz, tendría paz y, si guerra, guerra.

Entonces el mercader moro advirtió al rey: "Cata, raja, chiba"; o sea: "Atiende bien, señor... Estos son de los que conquistaron Calicut, Malaca y toda la . Si bien se les hace, hacen bien; si mal, mal y peor, como en Calicut y Malaca hicieron".

El intérprete lo comprendió todo y pudo interrumpir con que el rey su señor era más potente en soldados y en navíos que el rey de Portugal y era rey de España y emperador de todos los cristianos y que, si se negaba a ser amigo suyo, enviaría en otra expedición a tanta gente que lo arrasarían todo. Otra cosa hablaba aún el moro con el rey. Entonces, éste dijo que se iba a aconsejar de los suyos y que contestaría en .

Hizo servir un almuerzo con muchas viandas, carne en todos los platos --que eran de porcelana-- y abundantes ánforas de vino. Luego de tal colación, los nuestros regresaron a dar cuenta de su embajada. El rey de Mazana, que después de este otro era el más importante y señoreaba diversas islas, bajó a tierra para explicar a su congénere la gran cortesía del capitán general.

Desembarco de europeos (De Bry, Indias Orientales, vol XII), via Bodmerlab
Volver al Índice

Proyecto mantenido por nidiah

2022 Primer viaje alrededor del mundo. CC BY 4.0